El referente de las empresas de almacenamiento en la nube es Dropbox, y el mes pasado surgieron los primeros rumores de que pretendía salir a bolsa a través de una oferta pública inicial (OPI) a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC). La compañía está valorada en unos 10 000 millones de dólares, por lo que es una OPI bastante interesante, o al menos después de saber un poco más el estado de la empresa. Esos documentos privados se han hecho públicos, arrojando un poco más de luz.

El documento ha sido elaborado con la ayuda de JP Morgan, Goldman Sachs y Deutsche Bank, entre otras. La compañía cuenta actualmente con 500 millones de usuarios registrados, con 11 millones de usuarios de pago. No son cifras de conversión estupenda, y la compañía lo admite en el documento de la OPI. Además, indica que los usuarios son propensos a crearse múltiples cuentas, por lo que el número de usuarios únicos sería bastante menor de esos 500 millones.

También indican en el documento que tienen presencia en 180 países, y establecen una estrategia de crecimiento. Pasa invevitablemente por conseguir un mayor número de usuarios de pago aumentando el porcentaje de conversión, hacer que los de pago cambien a un nivel de oferta mejor, y expandir el campo de actuación de la compañía, entre otras estrategias poco precisas.

La mayor parte del documento es información del estado de salud de la compañía. Se indica que ingresa 1100 millones de dólares en 2017, un 31 % más que en 2016, con unas pérdidas de 111 M$, menos del 50 % de las que tuvo en 2016. Dropbox cuenta con unos 1700 M$ es deudas contraídas, y busca una OPI valorada en 500 M$. Pero el dinero que obtengan es para aumentar sus gastos, y aseguran que «podríamos no ser capaces de obtener o mantener una empresa rentable», dentro del apartado de los riesgos a los que se enfrenta, con Google, Apple o Microsoft como fuertes competidores en este sector.

Vía: EnGadget.