ASUS ha puesto a la venta uno de los últimos monitores que presentó en el IFA de septiembre, y es uno que interesará sobre todo a los aficionados a los deportes electrónicos. El ROG Strix XG258Q incluye un panel de 24.5 pulgadas de tipo TN con una resolución de 1920 × 1080 píxeles y un refresco de pantalla de 240 Hz, con refresco adaptativo FreeSync. También cuenta con 1 ms de tiempo de respuesta, un brillo máximo de 400 nits y un contraste estático de 1000:1.

Los ángulos de visión se quedan en los habituales 170/160º de los paneles TN. Tiene un consumo de unos 65 W a un brillo de 200 nits, y tiene un tamaño de 564.1 × 383.7 × 253.7 mm con un peso de 5.8 kg. En cuanto a la ergonomía, se puede ajustar su inclinación –5 a 20º, altura +120 mm, girar –50 a +50º, y se puede pivotar 90º. También cuenta con reducción de luz azul, cuatro modos de color, contador de FPS, y cierre Kensington.

Los conectores se quedan en un DisplayPort 1.2 y un HDMI 2.0 con los que se puede conseguir los 240 Hz de refresco, pero incluye un HDMI 1.4 adicional con el que se puede obtener 120 Hz. Cuenta con anclajes VESA de 100 × 100 mm. En la parte trasera dispone de iluminación RGB personalizable, y de la parte inferior sale el logo de ROG.

Su precio es de 449 dólares y ya está a la venta. Su versión con G-SYNC es el PG258Q, que se puso a la venta a principios de año, aunque este viene con un panel mejor en cuanto a calidad de color y brillo.

Vía: AnandTech.