Aunque de momento faltan unos años para que el conector USB tipo C se imponga, cada vez son más los teléfonos y portátiles que lo incluyen. Eso significa que los actuales lectores de tarjetas micro-SD no funcionan en todos los equipos sin un adaptador USB tipo A a tipo C, y son tarjetas muy utilizadas por todo tipo de usuarios.

Para hacer más fácil la transición, Kingston tiene en su catálogo un lector que dispone de ambos conectores USB —tipo A y tipo C—, que además acepta todo tipo de tarjetas micro-SD. Se trata del MobileLite Duo 3C, que en este análisis Kingston nos ha proporcionado además una tarjeta micro-SD HC, y se lo quiero agradecer.

Desembalado y características

/storage/geek/posts/2017/07/14/0_img_1580.jpg
Ampliar t

La presentación del MobileLite Duo 3C y la tarjeta micro-SD es en un blíster con el producto a la vista, a abrir con tijeras. Tampoco se necesita mucho más para dos productos tan pequeños. Al abrirlo se puede ver que viene acompañado de una correa.

El lado del conector USB tipo A no tiene protección, pero el tipo C tiene una tapa azul, que además da acceso a la ranura de inserción de la tarjeta micro-SD. Tiene un tamaño de 43 × 18 × 11 mm y la carcasa es de metal duradero. Permite utiizar tarjetas micro-SD, micro-SD HC y micro-SD XC. Utiliza una interfaz USB 3.1 Gen. 1, que es básicamente la habitual USB 3.0 pero con otro nombre, y compatible con USB 2.0.

144915 bytes 137764 bytes 118378 bytes 151457 bytes 147857 bytes 142741 bytes 165393 bytes

Por otro lado, la tarjeta es una micro-SD HC con bus UHS-I U3 clase 10, con 32 GB de capacidad. Lo que quiere decir lo anterior es que tendrá una velocidad de grabación secuencial mínima de 30 MB/s, y compatible con lectores más sencillos HS a 10 MB/s. Es un tipo de tarjeta que está orientado a los que graban cualquier tipo de formato de vídeo, lo que incluye grabación a 4K.

La velocidad máxima indicada por Kingston es de 90 MB/s de lectura y 80 MB/s de escritura. Es compatible con la mayoría de teléfonos del mercado, pero hay que asegurarse de ello antes de comprar cualquier tarjeta micro-SD. No hay mucho que decir del blíster o la tarjeta en sí, más allá de que se suministra sin ningún tipo de adaptador a tarjeta SD o similares.

120068 bytes 143622 bytes 124281 bytes 119609 bytes 145585 bytes

Pruebas y conclusión

/storage/geek/posts/2017/07/14/0_img_1586.jpg
Ampliar t

En un producto de este tipo se pueden hacer pocas pruebas, pero sí al menos comprobar que la velocidad de lectura y escritura concuerdan con las indicadas por el fabricante de la tarjeta micro-SD que va a leer. La interfaz USB 3.0 utilizada por el lector de tarjetas le va a permitir alcanzar la velocidad máxima de lectura de cualquier tarjeta micro-SD XC.

En el caso de la tarjeta comentada, bajo CrystalDiskMark no tiene mayor problema de alcanzar las velocidades indicadas, de manera aproximada. La lectura secuencial se sitúa en los 93 MB/s y la escritura en 76 MB/s, que es más o menos lo prometido con 90/80 MB/s.

Como con cualquier otro tipo de memoria flash, la velocidad de esta tarjeta en lectura-escritura aleatoria de archivos pequeños de tamaño 4 KB es bastante inferior, situándose en los 4.5 y 1.3 MB/s aproximadamente. Son valores bastante buenos. Durante la ejecución de estas pruebas el lector se calienta ligeramente, pero nada que pueda resultar incómodo al retirarlo.

En general el MobileLite Duo 3C es un lector de tarjetas micro-SD muy recomendable. Cumple perfectamente su función, es pequeño, fácil de transportar e ideal para los que tengan algún dispositivo con conector USB tipo C, con los que no tendrá problema de funcionamiento. Lo reconoce perfectamente Windows y macOS, y también funciona con distribuciones de Linux.

/storage/geek/posts/2017/07/14/img_1597.jpg
Ampliar t