Lenovo ha presentado un nuevo portátil con procesadores Kaby Lake listo para subirlo al máximo con un solo botón. Las opciones de procesadores del nuevo Legion Y920 incluyen un Core i7-7700HQ y un apto para el overclocking Core i7-7820HK. Para ello Lenovo ha incluido un sistema de refrigeración mejorado, y lo ha introducido en un portátil que mide 315 x 425 x 36 mm, pesa 4.6 kg y está hecho en aluminio negro.

La tarjeta gráfica que le acompaña es una GTX 1070 de movilidad con 8 GB de GDDR5, y la pantalla que tiene es de 17.3 pulgadas con resolución FHD y con la tecnología de refresco adaptativo G-SYNC. También destaca de este portátil su teclado, de tipo mecánico, y con retroiluminación RGB personalizable. Dispone de 16 GB de RAM DDR4, y lleva con opciones de almacenamiento de hasta 512 GB de SSD de tipo PCIe y 1 TB de disco duro.

El portátil también dispone de tres puertos USB 3.0, un Thunderbolt 3 con conector USB tipo C, un DisplayPort, un HDMI, lector de tarjetas SD, Gigabit Ethernet, wifi 802.11 ac y Bluetooth 4.1. El sonido está desarrollado por JBL, consistente en dos altavoces de 2 W y un altavoz de subgraves de 3 W. Llega con Windows 10 preinstalado.

El precio del portátil empieza en los 2700 dólares.