Microsoft quiere combatir a Chrome OS en el sector educativo con su propuesta de Windows 10 S. Se trata de una versión especial en la que la seguridad es lo principal, los usuarios no pueden instalar nada fuera de la Windows Store, y el navegador Edge es el protagonista. Los primeros en embarcarse en el nuevo sistema de Microsoft han sido HP y Acer, presentando los dos primeros convertibles.

El primero es una variante del ProBook x360 para educación de HP, un modelo ultrarresistente que incluye un procesador Celeron de Intel, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento tipo eMMC, una pantalla táctil de 11.6 pulgadas con resolución de 1366 x 768 píxeles. Tiene un peso de 1.35 kg, wifi 802.11 ac, Bluetooth 4.2, batería de 41 Wh de ion de litio, dos USB 3.0, un HDMI, y lector de SD.

El segundo portátil es otra variante del TravelMate Spin B1 de Acer, de características casi idénticas salvo que cambiar un puerto USB 3.0 por uno 2.0, y Bluetooth 4.0. La principal diferencia es que este modelo viene acompañado de un lápiz digital.

Están un poco lejos de los 189 dólares prometidos por Microsoft para los modelos más básicos con Windows 10 S ya que ambos cuestan 299 dólares, pero en la práctica son convertibles con pantalla táctil que puede resultar de más utilidad en el entorno educativo.

TravelMate Spin B1

Vía: The Verge.