Spotify podrá ser el líder en el sector de la música bajo demanda, con más de 100 millones de usuarios, pero la pujanza de Apple Music se está dejando notar. El efecto más claro son los problemas para negociar con las discográficas, pues la compañía de Cupertino paga más porcentaje de ingresos a estas que la compañía sueca.

Como forma de intentar reducir el porcentaje, ser competitiva y poder salir a bolsa, la compañía está sopesando la posibilidad de restringir los lanzamientos más importantes a los usuarios de pago. Esta restricción sería por un periodo de tiempo que no se ha indicado.

Por el momento no hay nada oficial, aunque se conoce que se han mantenido negociaciones entre ambas partes desde hace meses, pudiendo firmarse un acuerdo definitivo en las próximas semanas. Las discográficas involucradas son Universal, Sony y Warner.

Vía: 9to5Mac.