La empresa española Ozone ha presentado un nuevo teclado mecánico Strike X30 con un fuerte aliciente en el precio, ya que cuesta 90 euros. Para reducir el precio utiliza unos interruptores mecánicos Kailh, que son imitación de los Cherry MX, aunque tienen una sensación ligeramente distinta, pero buena, y aconsejables si buscas un teclado mecánico más barato.

Además es de los pocos teclados mecánicos con b por debajo de los 100 euros. El Strike X30 dispone de anti toques fantasma de seis teclas, un cable trenzado de 1.8 m, y está fabricado en plástico con placa de aluminio para dotarle de un mayor aguante a la base del teclado, que además incluye unos pies de goma antideslizante. Dispone de botón Fn para acceder a otras funciones multimedia en las teclas de función, y posibilidad de deshabilitar la tecla de Windows al vuelo.

Vía: Tech Power Up.