La compañía sueca Mionix mantiene en su catálogo un curioso teclado en forma del Zibal 60. Es un modelo mecánico, con un diseño clásico, pero con una buena calidad de construcción y extras que lo convierten en interesante para los jugones.

El teclado tiene un tamaño de 440 x 206 x 44 mm y está hecho en color negro. Cuenta con retroiluminación verde, configurable entre tres tipos diferentes de efectos. Es un teclado pesado, de 1.56 kg —diría que parece que pesara más—, debido a que las teclas se sustentan sobre una placa de rígido acero de 1.6 mm de grosor que le dan una alta consistencia y que está hecho para que aguante los aporreos de teclas. Como dicen ellos, es 100 % resistente a los arrebatos de ira.

219874 bytes 271912 bytes 257811 bytes 248441 bytes 295739 bytes 175159 bytes 200872 bytes 195914 bytes

Llama la atención al sacarlo de la caja al necesitar dos conectores USB además de dos conectores de audio, para micrófono y auriculares. El teclado tiene en su parte superior dos puertos USB 2.0 adicionales y dos de audio, por lo que facilita el acceso a este tipo de conexiones desde la parte frontal del equipo.

El tipo de mecanismo utilizado en las teclas es Cherry MX negro, que necesite bastante fuerza para accionarlo, 60 cN, con un viaje de acción de 2 mm y un recorrido total de 4 mm. No posee respuesta táctil ni genera un sonoro clic, aunque el ruido de estas teclas procede también del hecho de apretarlas, y en los teclados mecánicos ya genera cierto nivel de ruido.

Este tipo de mecanismos evita que se realicen pulsaciones accidentales como puede ocurrir a menudo con los Cherry MX rojos, por lo que es para juegos, y jugadores, sobre todo en los que no haya margen para el error. Pero al ser lineal, es fácil que se llegue a pulsar totalmente, lo que puede llevar a perder velocidad de pulsación o escritura.

Los conectores USB y de audio están chapados en oro para conferirles una mayor durabilidad. El cable de conexión tiene aproximadamente 1.55 m, lo que permitirá su uso en un amplio espectro de equipos domésticos, y solo en casos concretos se podrían considerar cortos. El teclado incluye un reposamuñecas retirable, que será de interesante uso al desplegar las patillas inferiores. También se suministra con una herramienta para retirar las teclas y poder intercambiar de manera típica las teclas de los cursores por las WASD.

Uso

La elección de unos mecanismos Cherry MX negros lo orientan a un tipo concreto de jugón que busque fiabilidad y la característica buena respuesta de estos teclados, pero lo convierte en poco ideal para aquellos que pasen mucho tiempo escribiendo. La dureza de accionamiento de estos interruptores hace que sea fácil que no se queden registradas pulsaciones al no haber realizado la suficiente fuerza.

En cuanto a la iluminación, se puede elegir entre tres efectos diferentes para iluminar solo las teclas WASD o el teclado entero, y también se puede apagar totalmente. Quizás una iluminación un poco más potente para habitaciones algo más oscuras habría sido mejor, pero aun así permite verse claramente las teclas. Posee anti toques fantasma que cubre la pulsación de hasta seis teclas a la vez.

Incluye una tecla Fn en la parte izquierda de la barra espaciadora, desplazando la tecla de Windows a la derecha. Esto generalmente lo considero un error, porque somos muchos los que usos los atajos de teclado de Windows, como Windows+E para mostrar el explorador de archivo o Windows+D para mostrar el escritorio, entre otros muchos. Pero normalmente se puede reconfigurar su uso a través de aplicaciones, por lo que no lo veo como un aspecto negativo.

256166 bytes 251004 bytes 231646 bytes 235174 bytes 213845 bytes

Conclusión

El Zibal 60 es un interesante teclado de Mionix ya que, si bien por los 110 euros —100 dólares en EE. UU. por los que se puede encontrar tiene mucha competencia, la inclusión de un concentrador de dos puertos USB 2.0 y los conectores de audio son una característica que resultará de utilidad a muchos usuarios.

La elección de los mecanismos Cherry MX negros lo convierte en un teclado directamente orientado a los jugones más exigentes, y el uso de una placa de acero, junto con su excelente calidad de construcción, algo que agradará a los que buscan un teclado robusto, lo convierte en el teclado definitivo antiira.

A pesar del tipo de mecanismo, permitirá un uso agradable a los que pasen tiempo escribiendo con él, en cuanto se aclimaten a la fuerza de acción que requiere —y no es de los más duros que he probado—. En general, un teclado de excelente factura.

Puntuación

8.2

sobre 10

Lo mejor

  • Teclado resistente.
  • De uso agradable.

Lo peor

  • Opciones para juegos limitadas.
  • Solo está disponible con los Cherry MX negros, que son especialmente duros.
  • La tecla Fn sustituye a la de Windows izquierda.