Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. El cambio de nombre de Internet Explorer y las nuevas funcionalidades del navegador no han sido capaces de mejorar la popularidad de los navegadores de Microsoft que alcanzaron en febrero un nuevo mínimo de usuarios.

Febrero de 2016 fue el peor año para el combinado de navegadores formado por Internet Explorer y Microsoft Edge, que perdieron un 2,1% respecto al mes anterior, lo que supone también la mayor bajada de usuarios de un mes para otro en su historia, alcanzando una cuota del 44,8%.

Y tomando el relevo de Internet Explorer y Edge aparece Google Chrome al cual está remplazando como navegador más usado por los usuarios. La solución de Google terminó febrero con una cuota de mercado del 36,6%, 11,9 puntos más respecto al mismo periodo del año pasado, aunque no es el único que gana ya que en el último año Mozilla Firefox creció del 11,4% al 11,7% y Safari ganó dos décimas alcanzando el 4,9%.

Imagen externa

Vía: PCWorld.