Vamos a entrar nuevamente en un ciclo en el que los medios anti-Apple van a asegurar una y otra vez que la compañía va a hundirse. La última vez que ocurrió fue hace algo más de un año, antes del lanzamiento del iPhone 6, en el que los fanáticos de Android predijeron el fin de Apple, y ocurrió todo lo contrario.

En la presentación de los resultados del cuarto trimestre de 2015, el trimestre navideño, Apple ha mostrado unos datos sin crecimiento interanual. Por el momento ha tocado techo, con la venta de 74,8 millones de iPhones, frente a los 74,47 millones del mismo periodo de 2014. Los ingresos han sido de 75.872 M$, con unos beneficios de 18.361 M$. Cifras todas muy iguales a las del cuarto trimestre de 2014.

Lo que se constata además es que el iPad pasa por uno de sus peores momentos. No es un problema de Apple si no más bien de todo el sector de las tabletas iOS y Android, ya que los usuarios están mirando con muy buenos ojos las tabletas con Windows 10, un sistema operativo que no tiene limitaciones para lo que necesite el usuario, ya sea programas tipo Photoshop, las versiones completas de Office o incluso juegos.

Las ventas de iPads han bajado de los 21,4 millones de unidades en el 3T de 2014 a las 16,1 millones la pasada Navidad, una disminución del 25 %. Las ventas de Macs también han bajado ligeramente, de 5,5 millones a 5,3 millones, o un 4 %. Una bajada pequeña y que no implica una tendencia negativa.

Los dos sectores en los que más ha crecido Apple es en el de software, servicios, iTunes ingresando un 25 % más hasta los 6.056 M$ gracias a Apple Music, pero también en la categoría de Otros productos en el que recae el Apple Watch o el nuevo Apple TV que sube un 62 % hasta los 4.351 M$. En general son buenas cifras de ventas, pero que va a tener complicado mejorar (e incluso mantener) en el trimestre navideño de 2016.

Es evidente que, como he dicho al principio, vaya a haber voces que vuelvan a decir que Apple se hunde, o que los usuarios ya no quieren los iPhones. Bueno, en el mundo de la tecnología es algo ya habitual cada par de años que lo digan. Pero no creo que una empresa que ha ingresado 234.472 millones de dólares en 2015 con unos beneficios de 56.161 millones de dólares se vaya a arruinar de la noche a la mañana. Sobre todo con más de 200.000 millones de dólares en sus cuentas bancarias.

Por último, Apple ha incidido en el efecto negativo que ha tenido la fuerza del dólar en los ingresos de la compañía. Con respecto al último trimestre de 2014, 100 dólares de entonces se traducen a 85 dólares del último trimestre, por lo que puesto en contexto, Apple afirma que sus ingresos habrían sido de 80.800 millones de dólares. Un claro avance interanual de haberse dado las cosas mejor en el cambio del dólar, pero en realidad es algo que está afectando a todas las empresas por igual, aunque Apple se lo ha recordado a los inversores.