La compra de WhatsApp por parte de Facebook no ha dejado indiferente a nadie. Gastarse 19.000 millones en la aplicación de mensajería instantánea más importante del mundo no es algo que suceda todos los días. Pero en la nueva etapa con Mark Zuckerberg como propietario, por ahora se quedará todo como está. Tras salvar el escollo de la aprobación de la adquisición por parte de la Unión Europea, Facebook ya es la propietaria oficial de WhatsApp al presentar hoy la oportuna documentación en EE.UU.

A corto plazo podría suceder que WhatsApp integre los nuevos servicios de Facebook, como por ejemplo su incursión en los pagos a lo PayPal. Tener desde un principio 500 millones de potenciales clientes no es como para tomárselo a risa. Pero lo que espero ver es que mejoren la seguridad de la aplicación aunque, todo sea dicho, las cosas importantes nunca las trataría a través de WhatsApp.

Los empleados de WhatsApp se repartirán cerca de 46 millones de acciones de Facebook, que a unos 77 dólares por acción, son más de 3.500 millones de dólares. Casi nada. Jan Koum, el anterior dueño, engrosará las filas de la junta de administración de Facebook, cobrando 1 dólar año, así como 24 millones de acciones, o algo más de 1.750 millones de dólares.