Netflix sigue demostrando que un servicio de streaming a precios reducidos (y con posibilidad de compartir la cuenta con otros usuarios) lleva al éxito. En el primer trimestre han conseguido otros 2,25 millones de suscriptores en EE.UU y otros 1,75 millones en el resto de países. Netflix espera que a corto plazo el aumento neto de su servicio provenga de fuera de EE.UU.

Los ingresos han ascendido a 1.066 millones de dólares y los beneficios a 166 millones, lo que supone un margen de beneficios del 15,6%. Si bien los suscriptores nacionales le proporcionan 201 millones de beneficios, los internacionales les suponen unas pérdidas de 35 millones, motivadas por la necesidad de pagar a las operadoras internacionales por costosas conexiones dedicadas para proporcionar su servicio. El número total de suscriptores llega a los 48.5 millones.

La diferenciación de tráfico, o la falta de una auténtica neutralidad de red en la que no se pague por el tipo de tráfico que circula por Internet, juega en contra de Netflix. El punto malo es que Netflix va a aumentar el coste de suscripción para los nuevos clientes en 1 a 2 dólares mensuales. Los actuales clientes de la compañía sufrirían el aumento de precio en el periodo de uno a dos años.

Los rumores apuntan a que Netflix se va a extender a Alemania y Francia en los próximos meses. Por supuesto, nada de España. Aquí seguiremos sufriendo a la SGAE hasta el fin de los tiempos (pero nada que no se solucione con Hola Unblocker para acceder a Netflix y Hulu desde cualquier lugar del mundo).

Vía: TechCrunch, TechCrunch.