Facebook está totalmente volcado en el mundo de los smartphones, y cada día lo demuestra más con sus productos. En especial, en Android, ya que la mayor personalización que permite el sistema operativo de Google no tiene comparación con lo cerrado de iOS en este aspecto. Aunque esto tiene sus cosas buenas y malas (que no describiré porque sería tema para una serie de artículos), ya es un hecho que el HTC First se ha convertido en el primer teléfono de Facebook.

Las características del terminal distan de ser de gama alta, aunque permite ejecutar sin problemas y fluidamente el Android 4.1.2 que lleva preinstalado. Por supuesto, también lleva instalado Facebook Home, que es realmente en lo que se ha basado la compañía para dar el salto a los smartphones. La versión de Android 4.1 está ligeramente modificada para que permita capturar información sobre notificaciones de otras aplicaciones, cosa que el Facebook Home que os podéis descargar de Google Play e instalar en cualquier teléfono con Android no es posible (solo recoge notificaciones de Facebook y Facebook Messenger).

Entremos de lleno en las características del HTC First: Snapdragon de doble núcleo a 1.4GHz, GPU Adreno 305, 1GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, pantalla de 4.3 pulgadas a 1280x720 píxels, batería de 2.000 mAh, cámara trasera de 5 megapíxels (graba vídeo a 1080p), frontal de 1.6MP, y un tamaño de 126 x 65 x 9 mm (124 gramos de peso). Como véis, características de gama media, pero que si lo comparamos con la gama media de hace un año, es muchísimo mejor. Pero a diferencia de otros, como el Nexus 4, este cuenta con LTE, por lo que en ciertos mercados europeos, y sobre todo el norteamericano, cuenta con ventaja. En la web de HTC podéis ver las características completas.

Una de las cosas que más destaca es su extraordinario parecido al tamaño del iPhone 5. Os parecerá una tontería, pero esto signigica que se puede manejar con una sola mano, a diferencia de los enormes terminales de 5 pulgadas que abundan actualmente en el mercado. El tamaño de 4.2 a 4.3 pulgadas, también utilizado por BlackBerry en su Z10, lo veo como el máximo de un terminal que no vaya a ser un zapatófono. Personalmente me molesta tener que manejar un teléfono con ambas manos cuando no es para usar el teclado.

No todo en el terminal es bueno, ya que si no estaría lejos de su rango de precio (saldrá a la venta por unos 300 a 400 euros libre, salvo sorpresas). Las cámaras no son de lo mejor que hay en el mercado, aunque hacen su función. La cámara trasera, de 5 megapíxels, es muy estándar y, aunque saca buenas fotos, no son nada del otro mundo. Teniendo en cuenta el enfoque de compartir fotos en Facebook que tiene la red social, no habría estado mal hacer el esfuerzo de incluir una de 8 megapíxels con una óptica mejor.

Siguiendo con el diseño del terminal, ya he comentado que tiene un tamaño casi idéntico al iPhone 5, pero los materiales obviamente son distintos. Pero el plástico utilizado en su fabricación, junto con los bordes curvados y que no han pretendido innovar en su aspecto yendo más a lo clásico, lo convierten en un móvil bonito. Lo único que han cambiado con respecto a los Android tradicionales son los dibujos de los botones físicos. La política de los botones dentro de la pantalla parece que no ha terminado de cuajar pese a ser la recomendación expresa de Google para Android (por qué será). Y la pantalla de 4.3 pulgadas, tiene una calidad de colores realmente increíble, sólo comparable casi con el iPhone.

Quizás podríamos hablar un poco ahora de Facebook Home, pero realmente poco puede hacer cambiar sobre la opinión del hardware, aunque sea lo que hará que se venda bien este móvil de HTC. Si no nos gusta Home, se puede desactivar sin problemas y usar la versión de Android 4.1.2 por defecto. Eso sí, Home tiene todavía algunos problemas y bugs que debería corregir rápido Facebook.

Como conclusión se puede sacar que estamos ante un gran móvil de gama media, sobre todo para aquellos que les gusten los móviles que entren en una mano. Otras opciones interesantes a este nivel es el Nexus 4, pero con la inminente celebración en un mes de la Google I/O (conferencia de desarrolladores) en la que podrían presentar nuevos smartphones y tabletas, parece oportuno esperar un poco a ver qué sacan las compañías de aquí al verano si teníais pensado comprar un teléfono.