Sony ha presentado los móviles más esperados de la compañía, con los que pretende llamar la atención de los usuarios gracias a su diseño y características. Se trata de los nuevos smartphones Xperia Z y Xperia ZL. Y los dos cuentan con pantallas de 5 pulgadas a 1080p.

El Xperia Z es el buque insignia de la compañía. Sus 1920 x 1080 píxels de resolución utilizan el motor Mobile BRAVIA 2, que se caracteriza por un alto contraste, fidelidad en la reproducción de los colores y ángulos de visión. En su interior veremos lo habitual en los móviles de finales de 2012 y que van a seguir siendo lo normal a principios de 2013: un quad-core Snapdragon S4 a 1.5 GHz con 2GB de RAM. Cuenta con una batería de 2.330 mAh, cámara de 13 megapíxels con autofocus y un sensor Exmor RS, grabación de vídeo a 1080p, LTE, microSD y NFC.

Aunque saldrá al mercado con la versión de Android 4,1.2, ya se ha anunciado que se actualizará pronto a la 4.2. Aunque no hay un precio para el móvil, por características estará en torno a los 600 dólares, para salir al mercado en el primer trimestre en varios colores.

Por otra parte, el Xperia ZL cuenta con las mismas características que el Xperia Z, pero tiene un marco más fino, es un poco más grueso y pesado, y todos los conectores están expuestos (en el Xperia Z están a cubierto, ya que el móvil es a prueba de agua y polvo). Seguramente sea un poco más barato también.