Google ha sorprendido enormemente con la irrupción de su navegador en iOS, no ya porque sea la competencia de Apple en esto de las plataformas móviles, sino por la estupenda aplicación que es y que en Android ya disfrutaban.

Safari es un navegador que se ha quedado bastante atrás en características, aunque paradójicamente sea el más rápido, y con diferencia, corriendo sobre OS X. En iOS tiene esa misma carencia de características pero al menos Webkit es un buen motor de navegador, a parte del único que Apple permite usar en iPhone. Seguramente sea porque los navegadores son una de las principales fuentes de ataques de seguridad a un ordenador, y no quieren arriesgarse que navegadores de terceros causan una amenaza a los usuarios de su plataforma.

Google Chrome para iOS utiliza, por tanto, Webkit, y poniendo por delante el único defecto que realmente tiene esta versión para iOS, es que no se puede convertir en el navegador por defecto para abrir enlaces desde otras aplicaciones. Ese lugar lo tiene reservado Apple para Safari. Una vez dicho esto, podemos empezar a mirar detenidamente qué nos proporciona Chrome y porqué es tan bueno.

Navegador

Lo primero que tendremos que hacer nada más arrancar el navegador debería ser autenticarnos con nuestra cuenta de Gmail, ya que a partir de ese momento se le saca todo el partido al pequeño ecosistema de Google Chrome.

En la pantalla principal veremos la caja para introducir la búsqueda o página web que queramos abrir, un botón para desplegar distintas opciones y otro para acceder a las pestañas abiertas. Es en este aspecto en el que destaca sobre todo, ya que si estamos viendo una web y queramos cambiar de pestaña, podemos usar este botón o pulsar y deslizar desde uno de los bordes de la pantalla para cambiar de pestaña. Es una característica muy útil que se echa en falta en muchas otras aplicaciones. Si le damos a ver a todas las pestañas abiertas, nos aparecerán apiladas y podremos elegir la que queremos ver. Para cerrar una pestaña, podemos darle a la equis o simplemente pulsar y deslizar a izquierda o derecha esa pestaña para cerrarla.

La interfaz en general está muy cuidada en cuanto al aspecto y a la usabilidad. Cuando abramos una nueva pestaña, veremos en la parte inferior que podemos seleccionar los favoritos o los demás ordenadores en los que tenemos nuestra cuenta introducida en Chrome con sus páginas abiertas.

Entre las opciones que tendremos, están añadir a favoritos (y el directorio en el que queremos hacerlo), recargar la página, nueva pestaña, nueva pestaña de incógnito, gestionar los marcadores o enviar por correo, entre otras. Muy completas todas las opciones.

Preferencias

Pero en lo que realmente Chrome para iOS es una auténtica ventaja es en las preferencias. Están disponibles directamente desde la aplicación, y ya no tendremos que ir a configurarlo a las preferencias del sistema o a activar el modo de incógnito (que es una opción directamente del desplegable de opciones). Desde ellas podremos gestionar la cuenta con la que estamos logeados, elegir el motor de búsqueda, guardar o no las contraseñas, y otras cosas como la búsqueda de voz o limpiar la caché. También tiene opciones para bloquear las ventanas emergentes o no, aceptar cookies...

Un pequeño apunte sobre Javascript

Safari para iOS hace uso de una herramienta adicional en la compilación de Javascript que se llama Nitro. Esta herramienta guarda el código javascript más usado directamente en código máquina ARM (la arquitectura de procesador que lleva la mayoría de los móviles actuales). Con esto se gana en velocidad debido a que el intérprete de java se salta el paso de convertir lo que quiere hacerse en javascript al código máquina correspondiente (a esto se le llama compilación en tiempo de ejecución, híbrido de los lenguajes compilados e interpretados, y que también hace Java).

Ese código compilado que se queda en memoria puede pasar directamente a ser ejecutado por el procesador. Y esto es por lo que Nitro no se puede usar en las aplicaciones de terceros. Si se activa la posibilidad de que un usuario ejecute código precompilado directamente en el procesador desde su aplicación, podría ejecutar cualquier tipo de código, incluso malicioso o el resultado de parsear un script remoto, y no sólo el código generado por Nitro para Javascript.

Analizando esto, Nitro puede acelerar hasta 2,5 veces la ejecución de código javascript. Esto significa que en lugar de 50 milisegundos en ejecutar algo tardaría 125. En vez de 500 ms, 1,25 segundos. En vez de 1 segundo, 2,5 segundos. Si alguna vez necesitara ejecutar tanto javascript me daría que pensar sobre si el programador realmente sabe lo que está haciendo al programar en javascript. Los grandes perjudicados son las aplicaciones Web que hagan un uso intensivo de javascript pero, en estos casos, suele ser mejor recurrir a aplicaciones que nos descarguemos que para eso tenemos un móvil de estas características.

Probándolo con gmail para móviles en Safari y en Chrome, he notado un ligerísimo incremento del tiempo de carga, pero nada que no se pueda solucionar usando la aplicación de Gmail para móvil. En la navegación normal entre páginas, van bien ambos.

Y para que quede claro que no se nota la diferencia de velocidad prácticamente, aquí os dejo estos dos vídeos. Están hechos con un iPhone 4 y 4s, invirtiendo en cada caso cuál corre Safari y Chrome. Como veréis, no se nota la diferencia, que es lo que ya he notado yo empíricamente.

Conclusión

Poco más se puede decir del navegador de Google. La verdad es que me ha impresionado bastante. Como usa Webkit, va bastante totalmente fluida la aplicación, incluso en iOS 6 (que está dando algún problema de rendimiento, lo normal en las betas de una versión de iOS). Para los que usen gmail, es una aplicación indispensable. En mi iPhone, Safari ha sido desterrada, y no la echaré de menos. Una única pega, comparándolo con el Safari de iOS 6 (que no estará disponible hasta otoño), es que la barra de navegación no desaparece automáticamente para aprovechar al máximo la pantalla a la hora de mostrar información (tiene modo pantalla completa cuando está apaisado). Quizás en una futura actualización puedan introducirlo y en ese momento ya sería el navegador perfecto.

Puntuación

9.0

sobre 10