HMD Global ha presentado un nuevo móvil con conectividad 5G, el Nokia 8.3 5G, que está situado en la gama media-alta. Es un modelo bastante grande, con 171.90 mm × 78.56 mm × 8.99 mm, ya que incluye una pantalla de 17.2 cm (6.81 pulgadas) con resolución de 1080 × 2400 píxeles con un balazo para la cámara frontal.

El procesador es un Snapdragon 765G acompañado del módem 5G, y es un procesador de ocho núcleos que funcionan de 1.8 GHz hasta los 2.4 GHz. Incluye 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con una variante de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Habrá modelo con una ranura SIM y con dos. Dispone de wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, conector de 3.5 mm, batería de 4500 mAh con carga de 18 W por un puerto USB tipo C. En uno de los cantos del móvil se incluye un lector de huellas dactilares. Incluye Android 10 preinstalado.

La cámara trasera es de cuatro sensores. El principal es de 64 Mpx, el secundario es de 12 Mpx de gran angular, el terciario de 2 Mpx para efectos de profundidad y el cuarto es de 2 Mpx para fotomacrografía. Dispone de un modo de cámara de acción a 60 f/s con una «gran estabilización de imagen». La cámara frontal es de 24 Mpx.

Su precio es de 599 euros.