Lenovo ha renovado sus portátiles serie T, X y L con nuevos dispositivos, bastante similares entre sí en cuanto diseño, y que tienen en común que se ofertan con procesadores Core de 10.ª generación de Intel o con los Ryzen 4000 Pro de AMD. Estos últimos todavía no han sido anunciados oficialmente por lo que sus características se desconocen, aunque probablemente se ofrezcan en variantes similares de hasta ocho núcleos, con frecuencias algo retocadas, y gráficos Vega.

En la serie L está tanto el L13 como el L13 Yoga, un portátil y un convertible respectivamente, el L4 y el L15. Tienen pantallas de 33 cm (13 pulgadas) HD o FHD, 35.5 cm (14 pulgadas) y 38.1 cm (15 pulgadas), con conectores HDMI, USB 3.1 tipo C, USB 3.1, se ofertan solo con procesadores hasta Core i7 de Intel, 16 GB de RAM y 1 TB de SSD de tipo PCIe.

La serie T está compuesta por los T14, T14s y T15, con procesadores Intel o AMD, con pantallas de 35.5 cm (14 pulgadas) o 39.6 cm (15.6 pulgadas) FHD o 4K UHD, con USB 3.0, USB 3.0 tipo C y un Thunderbolt 3 como conector más interesante, y disponen de Bluetooth 5.1 y wifi 802.11ax. Para estos equipos vende accesorios como una estación de acople con múltiples conectores adicionales, como RJ-45, más USB y otros. Estos modelos pueden tener hasta 32 GB de RAM.

La serie X tiene como modelos el ThinkPad X13 y el X13 Yoga, un portátil y un convertible respectivamente. Tienen pantalla de 33.7 cm (13.3 pulgadas) con resolución HD o FHD, incluyen varios puertos USB y un Thunderbolt 3 además de un HDMI 2.0, wifi 802.11ax y Bluetooth 5.0, y tienen una batería de 48 Wh. Son configurables con hasta 32 GB de RAM y 1 TB de SSD, y se ofertan con procesador de Intel y AMD.

Vía: AnandTech.