Una creciente e interesante tendencia en el sector de las cajas de PC está haciendo que las compañías pongan, en lugar de una tapa sólida o cristal frontal, una malla de acero para permitir el máximo flujo de aire hacia el interior del equipo. Phanteks sigue esta línea con la Eclipse P300A, que por lo demás es muy parecida a la Eclipse P300.

La caja tiene un tamaño de 450 mm × 200 mm × 400 mm (al. × an. × pr.) y pesa 6 kg, y cuenta con un panel lateral de cristal. Tiene espacio para instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX, y si así se quiere se puede instalar una placa base E-ATX de hasta 275 mm de ancho.

Tiene un típico interior compartimentado, con la zona de la fuente de alimentación pudiéndose instalar en ella una fuente de hasta 200 mm de longitud, además de dos unidades de 3.5 pulgadas. En la plancha de sujeción de la placa base se puede instalar dos unidades de 2.5 pulgadas adicionales en sus propias bandejas.

La refrigeración es algo más limitada que en cajas de mayor tamaño, pero el frontal mallado hará que tenga muy buen flujo de aire. Se pueden instalar dos ventiladores de 120/140 mm en el frontal y otros dos del mismo tipo en la parte superior, y uno de 120 mm en la parte posterior el cual está preinstalado. Todas las zonas tienen sus propios filtros de aire.

El panel de conexiones frontal incluye dos USB 3.0, dos de audio de 3.5 mm, botón de arranque y otro de reinicio. Phanteks vende diversos accesorios para sus cajas, y en este caso se podría comprar uno para situar la tarjeta gráfica en horizontal retirando el panel de ranuras PCIe incluido, una bandeja adicional de la unidad de 2.5 pulgadas —solo se incluye una—, y otros relacionados con iluminación RGB.

Su precio es de 54.90 euros o 59.99 dólares, por lo que me parece una opción de precio comedido bastante interesante.