Nintendo ha tenido un gran éxito con la Switch, similar al de la Wii, y eso le ha permitido dejar atrás momentos en los que las cuentas de la compañía entraban demasiado en números rojos. En la presentación de resultados del tercer trimestre, la compañía ha indicado que ha vendido otras 4.8 millones de Switch entre julio y septiembre, lo que supone un 50 % más que en el mismo periodo de 2018.

Las ventas acumuladas ya se sitúan en los 41.67 millones, por lo que en este cuarto trimestre superará en ventas a la SNES, si es que al menos vende 7.43 millones de unidades que necesita para conseguirlo —y tiene toda la pinta de que lo conseguirá porque en 2018 vendió 9.41 M en Navidad—. Los ingresos de la compañía fueron de 271 856 millones de yenes, o 2253 M€, mientras que los beneficios fueron de 66 794 M¥ o unos 553 M€.

Nintendo ha vendido 2.29 millones de copias de Fire Emblem: Three Houses, puesto a la venta en julio, mientras que The Legend of Zelda: Link's Awakening ha vendido 3.13 M puesto a la venta en septiembre, demostrando el enorme tirón que tienen la Switch y los juegos de Zelda, y se cuela entre los 10 más vendidos de Nintendo para la Switch.

Esa lista de más vendidos sigue encabezada por Mario Kart 8 Deluxe con 19.01 M, Super Smash Bros. Ultimate con 15.71 M, Super Mario Odyssey con 15.38 M, The Legend of Zelda: Breath of the Wild con 14.54 M, y Pokémon: Let's Go con 11.28 M. La compañía vendió 35.87 millones de copias de juegos durante el tercer trimestre.

Vía: EnGadget.