Motorola ha anunciado el Moto Z4, y es el teléfono insignia de la compañía para este 2019, aunque no vaya a estar entre la gama alta. Su diseño externo es de móvil bastante delgado, con 7.35 mm, hecho en aluminio, a prueba de salpicaduras P2i, y con la posibilidad de usar los Moto Mods al mantener los contactos para ello en su parte posterior. La pantalla de 16.2 cm (6.39 pulgadas) es de tipo OLED, con un lector de huellas integrado, y con una resolución de 2340 × 1080 píxeles.

El procesador es un Snapdragon 675 fabricado a 11 nm, que es de dos núcleos Kryo 460 Gold a 2 GHz, y seis Kryo 460 Silver a 1.7 GHz, con una unidad gráfica Adreno 612. Está entre los mejores procesadores de Qualcomm, a un paso del Snapdragon 855, salvo en el apartado gráfico que es bastante inferior. Incluye 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 2 TB.

Tiene Bluetooth 5.0, wifi 802.11ac y NFC, conector USB tipo C para su batería de 3600 mAh con carga rápida de 15 W, y conector de audio de 3.5 mm. La cámara trasera es de un sensor, el de 48 Mpx de Sony con apertura ƒ/1.7 y estabilización óptica de imagen, que graba vídeo a 4K y 30 f/s. La cámara frontal es de 25 Mpx con apertura ƒ/2.0 y graba vídeo a FHD y 30 f/s.

Entre los Moto Mods se encuentran varios como de batería extra, mejoras de cámaras o uno para obtener conectividad 5G, que empezará a usarse en breve en cuanto las operadoras terminen de realizar las pruebas de campo de sus redes, o terminen de desplegarla en las primeras ciudades, según el país.

Su precio es de 499.99 dólares y se pone a la venta el 13 de junio.

Vía: AnandTech.