El fabricante chino de móviles Vivo ha anunciado el iQOO, un nuevo móvil que lo está orientado al sector jugón, aunque tampoco es que tenga demasiadas características para él. Sus afirmaciones las basa en el procesador que incluye, un Snapdragon 855, que ciertamente es el mejor para jugar ahora mismo, si bien no soy de los que tengan en mucha estima a la gente que se puedan comprar un móvil para jugar —si queréis algo portátil, mejor gastaos el dinero en una Switch; eso es jugar—.

En parte lo sustentan en que han añadido refrigeración líquida para mejorar las temperaturas del procesador, pero no, un caloducto no es refrigeración líquida, si bien sirve para mejorar esas temperaturas. Tienen esa manía de intentar engañar con palabras más especiales, de manera similar a lo que ocurre con decir cualquier cosa en inglés en vez de en español —si te lo venden en inglés debe ser mejor, ¿o no?—. También lo basan en la inclusión de dos botones semiocultos en el borde del móvil que son sensibles a la presión para jugar, que eso es algo más interesante. Pero no tiene pantalla de 90 o 120 Hz, no tiene altavoces estéreo ni un chip de audio mejorado.

captura_de_pantalla_2019-03-01_a_las_22.14.04.jpg

Habrá versiones con 6 GB a 12 GB de RAM, 128 GB o 256 GB de almacenamiento, y en general no va a ser un teléfono al que le falte potencia. La pantalla tiene 6.41 pulgadas con una muesca tipo gota de agua, y esta tampoco tiene mejor calidad de imagen y ni siquiera HDR si bien es de tipo AMOLED, aunque sí tiene un lector de huellas dactilares integrado en la parte inferior de la pantalla. La relación pantalla-frontal es del 91.7 %.

En cuanto al diseño del móvil, más allá de que el frontal es típico, la parte trasera tiene un degradado más especial que lo diferencia un poco del resto de móviles del mercado, pero tampoco mucho como le pongas una funda. La batería de 4000 mAh se recarga por un puerto USB tipo C con un sistema de carga rápida de hasta 44 W, que eso ya sí es más respetable. El cargador tiene forma de L para poder tenerlo conectado mientras se juega sin que moleste, si bien el modelo más económico de 6+128 GB llegará con carga de 22.5 W.

La cámara frontal es de 12 Mpx con apertura ƒ/2.0, mientras que la trasera tiene tres sensores: 12 Mpx con apertura ƒ/1.79 de tipo IMX263; 13 Mpx con apertura ƒ/2.4 de gran angular; y 2 Mpx con apertura ƒ/2.4 como sensor de profundidad. El móvil también incluye wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y NFC.

El precio del modelo de 6+128 GB es de 2998 yuanes o unos 400 euros al cambio directo, el de 8+128 GB cuesta 3298 yuanes o unos 434 euros, y el modelo de 12+256 GB cuesta 4298 yuanes o unos 565 euros al cambio directo sin impuestos. Estará disponible en colores azul y naranja.

Vía: GSM Arena.