Google no termina de encontrar su hueco en el atestado panorama de móviles Android. Si bien los Pixel 3 y Pixel 3 XL son buenos teléfonos, con una cámara estupenda, su diseño no termina de convencer y tampoco parece que la compañía tenga intención de venderlos masivamente y a nivel mundial. Poco le ha aportado su adquisición de parte de las patentes y el equipo de desarrollo de móviles de HTC en este terreno del diseño, por lo que los próximos móviles seguirán siendo similares.

De hecho, Google estaría preparando unos Pixel 3 Lite y Pixel 3 XL Lite que debutarían en la primavera de 2019, como modelos previos a la distribución oficial de la siguiente versión mayor de Android que tendría lugar en otoño. Quizás piensen en la compañía, como en tantas otras, que no renovar los teléfonos en doce meses es un suicidio comercial. Mucho están cambiando los móviles en tres meses, como para esperar doce.

Estas versiones serían descafeinadas, cambiando su procesador Snapdragon 845 por un más liviano Snapdragon 670 o Snapdragon 710, acompañados de 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. La cámara trasera sería de 12 Mpx y la delantera de 8 Mpx, y tendrían pantallas de 5.5 y 6 pulgadas. Podrían ser versiones para mercados específicos, si bien orientados a la gama media y con un precio más bajo.

Vía: Hot Hardware.