Dell ha añadido un nuevo modelo de convertible a su repertorio, aunque en esta ocasión incluye los procesadores Ryzen 2000 de movlidad. La nueva versión del Inspiron 13 7000 llega con la opción de elegir un procesador Ryzen 2500U con gráfica integrada Radeon Vega 8 o con un Ryzen 7 2700U con gráfica integrada Radeon Vega 10. No son unidades gráficas integradas de altos vuelos, pero no acompañarán mal a los profesionales que usen el equipo, y por supuesto tendrán un buen rendimiento en ofimática.

Este convertible tiene un tamaño de 322.4 × 224 × 18.7 mm y pesa 1.75 kg, incluyendo una pantalla táctil de 13.3 pulgadas IPS con resolución FHD, y un sistema de bisagra de 360º para girarla totalmente para usar el portátil como tableta. Puede incluir de 8 a 16 GB de memoria DDR4 a 2400 MHz, así como 256 GB de SSD.

Incluye una batería de 42 Wh, de la que no se indica la posible autonomía con la que dota al equipo. En cuanto a los conectores, dispone de un USB 2.0, un USB 3.0, un USB 3.0 tipo C, un HDMI 1.4, y audio de 3.5 mm. También incluye lector de tarjetas SD, wifi 802.11ac y Bluetooth 4.1.

Su precio empieza en los 729 dólares.