Shuttle ha puesto a la venta esta semana el mini-PC X1 con una GTX 1060 y un Core i7, pero también ha presentado uno más pequeño, el XH110G, de 250 x 200 x 78.5 mm. Incluye una placa base personalizada con un chipset H110, y su principal característica es la inclusión de una ranura PCIe 3.0 x16 para una tarjeta gráfica u otros dispositivos que solo ocupen una ranura de ancho.

Hay diversos modelos de tarjetas gráficas con GPU de Nvidia y AMD que pueden entrar en este chasis, aunque no suelen ser los modelos más baratos. En este caso el limitador es la fuente de alimentación de 180 W, por lo que algo en el terreno de la GTX 1050 o 1050 Ti sería lo idóneo. Se vende con un procesador Core i3-7100 hasta un Core i7-7700 —modelos de 65 W—, y también dispone de dos ranuras para memoria DDR4 en formato SO-DIMM.

En la parte posterior dispone de una salida HDMI y un VGA para la GPU integrada en el procesador, más cuatro USB 2.0 y un Ethernet. En la delantera se sitúan dos USB 3.0, dos USB 2.0, y dos conectores de audio de 3.5 mm. La placa también dispone de espacio para dos SSD de tipo M.2 2280 o un disco de 2.5 pulgadas, más un M.2 2230 para un combo de Bluetooth+wifi.

Como barebón —sin ningún componente más allá de la carcasa, placa base y fuente— se vende por 280 dólares. Configurado por Shuttle se vende desde unos 1000 dólares, incluyendo una tarjeta Quadro profesional de 2 GB de VRAM.

197740 bytes 325226 bytes 169715 bytes 36966 bytes 42970 bytes 40398 bytes

Vía: The Tech Report.