Philips ha presentado el monitor 278E8QJAB con un panel de 27 pulgadas con resolución 1080p. Es de tipo VA, pero la compañía se centra en su calidad de reproducción de colores para llamar la atención de los usuarios domésticos más exigentes. Dispone de una gama de color ampliada, que cubre el 130 % de la gama sRGB y el 104 % de la gama NTSC.

El panel tiene un refresco de 75 Hz y un tiempo de respuesta de 4 ms, y además es compatible con FreeSync. Aunque está pensado para su uso reproduciendo imágenes y vídeos, también se puede utilizar para jugar o trabajar, aunque la compañía no hace referencia a un uso profesional, seguramente porque aunque tenga colores vivos no sean precisamente exactos.

El monitor dispone de una entrada HDMI, otra VGA y un DisplayPort, y en la parte inferior se sitúan dos altavoces estéreo de 3 W. La pantalla cuenta con tecnologías antiparpadeo y de reducción de cansancio ocular. Su precio será de 239 libras, que pueden ser en torno a los 250 a 280 euros —es difícil decirlo por el brexit, que los precios en libras esterlinas están inflados—.

Vía: The Tech Report.