Muchos se preguntan por qué los gobiernos invierten tanto en defensa o en la conquista del espacio. Muchas veces la tecnología que se desarrolla para estos campos termina en el mundo civil para hacer la vida de todo el mundo un poquito más fácil, como ocurre con un guante que ha desarrollado la NASA.

Diseñado para ayudar con las reparaciones en el espacio, este guante diseñado por la NASA, General Motors y la empresa sueca Bioservo Technologies, cuenta con un pequeño motor para sumar fuerza a la de su portador a la hora de agarrar cualquier cosa. Para ello, usa unos tendones artificiales que simulan la musculatura humana que se activan cuando unos sensores en la palma detectan que se ha agarrado algo, logrando reducir en hasta 5 kg de fuerza necesaria para mantener un objeto sujeto.

Ahora sus desarrolladores están buscando aplicaciones en la vida real, y apuntan a las fábricas como sus clientes primarios, donde esta guante podría ayudar a los trabajadores a hacer menos cansada su jornada laboral.

186998 bytes 165091 bytes 144027 bytes 155406 bytes

Fuente: GM. Vía: The Verge.