El servicio de música bajo demanda Apple Music comenzó a facturar a sus primeros clientes de pago el 30 de septiembre, contando ya en octubre con 6,5 millones de suscriptores. Las cifras han ido mejorando desde las primeras ofrecidas por Apple, alcanzando en estos momentos los 10 millones de usuarios de pago.

En un sólo trimestre este servicio ha logrado lo que a Spotify le llevó seis años, contando este último con 20 millones de abonados en estos momentos. Esta cifra no ha sido confirmada oficialmente por Cupertino, aunque de ser cierta, a una media de 10 dólares por usuario, su competencia tiene motivos para temer.

El lanzamiento simultáneo en 100 países le ha beneficiado, lo cual requirió negociar con las entidades gestoras de derechos de autor con mucha antelación, lo que demuestra que es un servicio por el que apuestan decididamente. Según diversos expertos, esto es sólo el principio, pudiendo dominar el mercado de la música bajo demanda el próximo año.

Vía: EnGadget.