Dentro de las renovaciones de las gamas de portátiles de las distintas compañías con motivo de la llegada de los procesadores Skylake, MSI ha incluido el GS40 6QE Phantom a su catálogo. Su principal característica es que su chasis es de aluminio, lo que le permite mantener un grosor de tan solo 22,8 mm y un peso de 2,2 kg. Para un portátil para juegos es excelente, aunque cuesta bastante más.

Incluye un procesador Core i7-6700HQ, 16 GB de RAM DDR4 2133 MHz, una GeForce GTX 970M, y 128 GB de SSD de tipo PCIe 3.0 x4 NVMe con velocidades de hasta 2,2 GB/s de transferencia. Su pantalla es de 14 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles.

El apartado de la conectividad queda cubierto por Wi-Fi 802.11 ac, Bluetooth 4.1, dos puertos USB 3.0, un USB 3.1 Gen 2 Type-C que servirá para conectar un monitor o cargar dispositivos con hasta 3 A, sonido Nahimic de alta calidad, controladora especial Wi-Fi para juegos, conector HDMI y Mini DisplayPort. Su precio comienza en los 1.599 dólares.