Lenovo ha incluido en la serie Legion el monitor Y25-25, orientado a jugones más bien profesionales y que le puedan sacar buen partido a su panel de 240 Hz de refresco, compatible con el refresco adaptable FreeSync. Pero además, a aquellos que quieren una gran calidad de imagen, ya que es un panel IPS con respuesta de 1 ms. El panel es de 62.2 cm (24.5 pulgadas) con una resolución de 1920 × 1080 píxeles.

Tiene un contraste estático 1000:1 y un brillo máximo de 400 nits, y Lenovo indica que interpreta imágenes de alto rango dinámico (HDR), aunque no indica que tenga un certificado DisplayHDR 400. El panel tiene una calidad de color de 8 bits y cubre el 99 % de la escala de color sRGB.

El soporte permite ajustar la inclinación –5º a +22º, girar el panel entre los –30º y +30º, ajustar la altura hasta 130 mm, y la pivotación entre los –90º y +90º. Se puede quitar y poner otro soporte compatible VESA de 100 × 100 mm. En un lateral cuenta con un gancho extensible para auriculares. Incluye un HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.2, así como un concentrador de cuatro puertos USB 3.0.

El precio del monitor es de 320 dólares, y se pone a la venta en junio.