HyperX, la marca de productos orientado a jugar de Kingston, ha presentado una serie de SSD externas bajo el nombre Savage Exo. Cuenta con modelo de 480 GB y 960 GB, de la que en este artículo analizaré el primero de ellos, que suele ser una cantidad más que suficiente para almacenar múltiples juegos, beneficiándose de la rápida velocidad de transferencia de la que es capaz una unidad de estado sólido.

La compañía orienta estas SSD a los jugones, y más específicamente a los de consolas, donde este tipo de unidades externas evitan tener que abrir la consola para cambiar el disco duro interno por una SSD —para los que quieran optimizar el funcionamiento de las mismas—. Aun así, sirve por igual para PC, ya sea Windows, Linux o macOS.

Savage Exo de HyperX: desembalado y características

0_img_6401.jpg

La Savage Exo es una SSD externa de pequeño tamaño, vendida en un paquete blanco y rojo con todo lo necesario par que funcione. En este caso, la SSD tiene una conexión USB 3.1 Gen.2 (USB 3.1) que eliminar cualquier posible limitación de transferencia de USB 3.1 Gen. 1 —USB 3.0 en el resto del artículo—. La conexión física es un USB tipo C, para lo cual HyperX proporciona tanto un cable USB tipo C a USB tipo C, como otro de USB tipo C a USB tipo A, el habitual conector rectangular usado para la inmensa mayoría de puertos USB.

El tamaño de la SSD es de 123.82 mm × 48.61 mm × 10.24 mm, y pesa apenas 56 gramos, con un diseño en color gris oscuro y negro microtexturizado, si bien la carcasa es de plástico agradable al tacto. En cuanto a otras características, puede funcionar idealmente en ambientes con una temperatura entre los 0 ºC y 70 ºC.

406391 bytes 448663 bytes 381647 bytes 359678 bytes 361950 bytes 483184 bytes 545861 bytes 523812 bytes 517307 bytes 505985 bytes 248381 bytes 421297 bytes 581331 bytes

La interfaz interna de la SSD es SATA, con el habitual puente SATA3-USB usado en este tipo de unidades externas. Como se ve en CrystalDiskInfo, es compatible con funciones SMART (tecnología de información y análisis de automonitorización), APM (gestión avanzada de alimentación), NCQ (encolamiento nativo de comandos) y TRIM. La unidad tiene un consumo máximo de 896 mA.

En este caso, HyperX solo indica que tiene una lectura/escritura máxima secuencial de 500/480 MB/s, por lo que habrá que mirar las pruebas de rendimiento en PC para saber el funcionamiento que se puede esperar en lectura/escritura aleatoria de archivos pequeños de un tamaño de 4 KB. No se indica tampoco el controlador utilizado, si bien utiliza memoria NAND 3D de tipo TLC, y se acompaña de una garantía de tres años.

345135 bytes 172333 bytes

Pruebas

img_3268.jpg

Las SSD externas usadas con una consola son difíciles de probar, y generalmente se pueden limitar esas pruebas a mirar cuánto más o menos tardan en arrancar los juegos cuando se guardan en una SSD frente al disco duro interno de la consola. En este terreno he de decir que los juegos de consola suelen estar optimizados en cuanto a formato de archivos para que saquen el máximo provecho de lectura/escritura a disco, por lo que funcionan comparativamente más rápidos que en PC.

PC

Las pruebas de rendimiento en PC se centran en la conectividad USB 2.0, USB 3.0 y 3.1 en una placa base Z370-F Gaming ROG Strix de ASUS con un Core i7-8700K. En el puente SATA3-USB suele haber una cierta pérdida de transferencia máxima debido a las codificaciones de los datos y a cierta limitación en la transferencia de los mismos que impone el estándar USB, pero se puede ver que los resultados de utilizar esta SSD externa es similar a la de otras muchas SSD internas, y por lo tanto tiene buenos resultados de rendimiento, incluido en el aleatorio de lectura/escritura de archivos pequeños.

En las siguientes imágenes se puede ver que el rendimiento de lectura/escritura secuencial supera lo indicado por la compañía, alcanzando los 530/510 MB/s de lectura/escritura secuencial en vez de los 500/480 MB/s indicados por la compañía, y en aleatorio alcanza, sobre USB 3.1 en el peor caso los 33.6/54 MB/s, que para una SSD externa son muy buenos valores. Los resultados sobre USB 3.0 son algo menores, por lo que lo ideal es usar esta SSD con una conexión USB 3.1.

92112 bytes 167702 bytes 93244 bytes 93735 bytes

Consolas

Con la Savage Exo de 480 GB analizada en una Xbox One X y una PlayStation 4 Pro, las cargas de juegos son ligeramente más rápidas. En God of War se puede ahorrar en torno a un 20 % de tiempo de carga, y en juegos de Xbox One como PlayerUnkown's Battlagrounds en la misma línea, si bien en ambos casos hay títulos que no se benefician por estar en una SSD externa. En general suelen beneficiarse los juegos que más ocupan y más archivos tienen frente a los indis, en los que la diferencia se nota poco o nada.

Aun así, al ser una SSD en vez de un disco duro, estos modelos externos cuentan con el beneficio de un menor tamaño y peso, que siempre resulta interesante. También hay que tener en cuenta que las consolas tienen una conexión USB 3.1 Gen. 1 (USB 3.0) , lo que significa que en ciertos tipos de cargas de leer archivos pequeños puede verse mermada la lectura/escritura por el puente SATA3-USB.

Conclusión

savage_exo_1.jpg

Los tiempos de tener una semitorre llena de unidades de almacenamiento se pasaron, y lo práctico hoy en día es tener el mínimo almacenamiento interno —sistemas operativo, aplicaciones y juegos comunes— y usar para el resto de la información una mezcla de almacenamiento en la nube y externo. Pero con la bajada de precios de la memoria NAND, las unidades SSD externas son cada vez más apetecibles.

Este modelo de 480 GB tiene un PVPR de 189 euros, que habrá que ver en qué PVP se queda dentro de unas semanas cuando se asiente el producto en el mercado. Es un precio comparativamente alto respecto a una SSD interna de unos 500 GB, que se sitúan sobre los 100 euros ahora mismo, pero tiene la ventaja de la fácil portabilidad y una muy buen rendimiento. Productos asentados de SSD externas en el mercado tienen precios similares por esa capacidad de 500 GB, por lo que me parece un PVPR bueno.

El uso de USB 3.1 alivia cierta limitación al rendimiento máximo de las SSD externas, como se ha podido ver en el apartado de pruebas de rendimiento. Asimismo, HyperX está enfocando también el producto para usarlo con consolas, y en ese terreno puede ayudar mucho a tener un almacenamiento ultrarrápido, si bien sus beneficios en el rendimiento de carga suele notarse más a la hora de cargar mapas de zonas en juegos de acción que en la carga general de los juegos. Pero aun así, los que quieran optimizar el rendimiento de sus Xbox One y PlayStation 4, es una elección estupenda de SSD externa.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Conexión USB-C, con dos cables incluidos para conectarlo a cualquier equipo.
  • Gran rendimiento, proporcionado por un buen puente SATA3-USB.

Lo peor

  • Más grande que otras SSD externas, si bien sigue siendo más pequeña que un disco de 2.5'' externo.