Gigabyte ha anunciado una tarjeta adaptadora PCIe para incluir en ella hasta cuatro SSD en formato M.2. La CMT2014 tiene un tamaño de 210 × 130 mm, y utiliza un bus PCIe 3.0 ×16 de conexión a la placa base en la que se instale. Con la tarjeta adaptadora se proporcionan cuatro tornillos para instalar cuatro de estos SSD, que pueden tener una longitud máxima de 110 mm —formato denominado 22110, frente a los más comunes 2280, de 22 mm de ancho y 80 mm de largo—.

En caso de que sea necesario, la parte derecha de la tarjeta se puede recortar sin problema para reducir lo máximo posible su tamaño, perdiendo dos ranuras de 22110 y convirtiéndose ranuras para tamaño 2280, pero resulta curioso e interesante. Los SSD a instalar pueden tener interfaz SATA3 o hasta PCIe 3.0 ×4. A diferencia de otras tarjetas adaptadoras como la de ASUS o la que está preparando ASRock, no dispone de disipador o ventilación activa. Los SSD de tipo PCIe 3.0 ×4 se pueden calentar bastante según el modelo que sea, por lo que instalarlos directamente en los huecos de la placa base no suele ser la mejor idea, aunque algunos modelos caros de placas base incluyan un dispersor de calor para los SSD M.2.

143504 bytes 227741 bytes

Vía: TechPowerUp.