Khronos Group ha conseguido convencer recientemente a Oculus VR para que se uniera a su proyecto de estándar abierto de plataforma de realidad virtual, y ahora ya tiene nombre oficial: OpenXR. La compañía es responsable de los estándares abiertos de bibliotecas gráficas, como son OpenGL y Vulkan.

En el proyecto están implicados una buena cantidad de pesos pesados del sector, empezando por Oculus VR y Vive, pero continuando por Google, AMD, Nvidia, Qualcomm, MediaTek o Samsung, por mencionar algunos.

/storage/geek/posts/2017/03/01/2016-vr-graphic-1.png
Ampliar t

El objetivo de OpenXR es solventar los problemas de interoperabilidad de los distintos dispositivos que lleva a que se tengan que crear varias versiones de un mismo software para múltiples plataformas. Bajo un único estándar de cómo implementar el control de los mandos, la generación de gráficos o la interpretación de la información de los sensores, lo único que tendrían que hacer los fabricantes es crear controladores específicos para sus dispositivos.

La primera parte del estándar cubrirá la interfaz de aplicación, que es como los programas y juegos se comunican con la API, que es la encargada de decidir qué es lo que quieren hacer. La toma de decisiones es independiente de la aplicación, por lo que funciona en cualquier sistema operativo, como ocurre con OpenGL y Vulkan. La segunda parte del estándar cubrirá la capa de dispositivo, que especificará cómo tiene que comunicarse cada aparato con la API para enviar y recibir información de las aplicaciones.

/storage/geek/posts/2017/03/01/2017-openxr-api-2.jpg
Ampliar t

Con esta plataforma no habría problemas para mezclar mandos y gafas de distintos fabricantes, ya que todos seguirían una forma común de hacer las cosas. Khronos Group estima que la creación del estándar llevará en torno a 18 meses de trabajo, por lo que la primera versión podría ver la luz a mediados o finales de 2018.

/storage/geek/posts/2017/03/01/2017-openxr-image-2.jpg
Ampliar t