Acer ha llegado al CES con varios modelos de monitores, y uno de ellos concretamente alegando que se trata del primer monitor que se puede conectar por USB Type-C. Tendrá que discutirlo con Lenovo y su ThinkVision X24 Pro. Mientras tanto, este monitor Acer H7 saca partido a las nuevas capacidad de transmisión de vídeo por el conector USB-C.

Esta serie de monitores tendrá modelos de 25 y 27 pulgadas con resolución 1440p, y contará también con dos conectores HDMI 2.0 y dos puertos USB 3.0 (supondré que el USB-C hace de concentrador). También incluyen altavoces estéreo con sonido DTS y Acer TrueHarmny, y la calidad de los paneles usados tienen cobertura al 100 % de la gama sRGB, por lo que Acer asegura que es la reproducción de color deseada por los profesionales del diseño.

El mejor uso que se le puede dar a estos monitores es conectarlo a un dispositivo con conector USB Type-C para para poder usarlo sin problemas como monitor externo sin necesidad de cables conversores. También depende de si es compatible con el estándar Power Delivery 2.0 (supondré que sí) para que sirva para cargar los dispositivos externos a los que se conecte, como un MacBook, Chromebook Pixel o los teléfonos con USB-C.

La versión de 25 pulgadas se pondrá a la venta en febrero en Europa por 499 dólares.

187603 bytes 82524 bytes 16212 bytes 22795 bytes 178687 bytes

Vía: Engadget.