Las phablets son el sector de los teléfonos inteligentes que más rápidamente está creciendo, con la promesa de una mejor visualización de contenido multimedia como principal reclamo. Este artículo se trata de un complemento al de teléfonos de gama media y baja, y en la web nos gusta englobar a las phablets como aquellos teléfonos con pantalla de 5.5 pulgadas o más, o que tienen un tamaño de 145 mm de altura o superior.

El tamaño de las phablets hará que muchos usuarios las vean como poco prácticas en su día a día, y por eso es importante que esté claro para qué se va a utilizar. Este tipo de smartphones están orientados a aquellos que necesitan una pantalla grande para trabajar fuera de casa sin las limitaciones de una pantalla pequeña, por lo que es ideal para autónomos por poner un ejemplo.

Pero no son un teléfono que se pueda llevar en el bolsillo de unos vaqueros ni manejar con una mano. En algunos casos hasta se les podría considerar como una pequeña tableta, como ocurre con los modelos que llegan a una pantalla de 6.3 pulgadas, aunque generalmente al llegar a las 7 pulgadas ya se las puede considerar tabletas. Suelen ser también buenas opciones para ver series, películas y para juegos.

Ahora mismo hay algunos smartphones que incluyen un tamaño de pantalla de 5.5 pulgadas o más manteniendo un tamaño del dispositivo no demasiado aparatoso, como ocurrió con el G3 y G4 de LG gracias a una pantalla casi sin marco, pero en algún punto hay que establecer el inicio de esta versión especial de teléfonos de pantalla grande.

Comparativa de phablets de gama media

Selección de phablets de buena relación calidad-precio
Mi A1 Moto G6 Redmi 5 Plus Honor 10 Galaxy J7 2017
Compañía Xiaomi Motorola Xiaomi Huawei Samsung
Pantalla 5.5" 5.7" 5.99" IPS 5.84" 5.5" Super AMOLED
Resolución 1920 × 1080 px 2160 × 1080 px 2160 × 1080 px 2280 × 1080 px 1920 × 1080 px
Procesador Snapdragon 625 Snapdragon 450 Snapdragon 625 Kirin 970 Exynos 7870
Memoria 4 GB 3 GB 3 GB 4 GB 3 GB
Almacenamiento 64 GB 32 GB 32 GB 64 GB 32 GB
Batería 3080 mAh 3000 mAh 4000 mAh 3400 mAh 3600 mAh
Cámaras (tr./fr.) 12+12 Mpx/5 Mpx 12+5 Mpx/8 Mpx 12 Mpx/5 Mpx 16+24 Mpx/24 Mpx 13 Mpx/13 Mpx
Tamaño 155.4 × 75.8 × 7.3 mm 153.8 × 72.3 × 8.3 mm 158.5 × 75.45 × 8.05 mm 149.6 × 71.2 × 7.7 mm 152.4 × 74.7 × 7.9 mm
Peso 165 g 167 g 180 g 153 g g
SO Android 8.0 Android 8.0 Android 7.1.2 Android 8.1 Android 7.1
Extras micro-SD,
doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas
micro-SD,
NFC,
doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
lector de huellas,
USB tipo C
Precio 187  EUR
197  USD
176  EUR
4136  MXN
249  EUR
181  EUR
121  EUR
2855  MXN
142  USD
399  EUR
198  EUR
238  USD

Xiaomi Mi A1

xiaomi_mi_a1.jpeg

La phablet Mi A1 de Xiaomi es una de las más interesantes del mercado ya que está incluida en la iniciativa Android One de Google. Eso significa que recibe las actualizaciones directamente de Google, por lo que todos los meses al menos recibe los parches de seguridad para que el dispositivo sea lo menos vulnerable posible, y tiene Android 8.0 Oreo garantizado.

Este smartphone tiene un buen conjunto de características, empezando por su procesador Snapdragon 625 de ocho núcleos, acompañado de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento que hará que vaya totalmente fluido —beneficiándose de una versión pura de Android. La batería le da una autonomía de un par de días con un uso moderado, y la pantalla IPS de 5.5 pulgadas FHD es más que suficiente para ver las imágenes más que nítidas y con buen reproducción de color, con un brillo máximo de 450 nits. Dispone también de carga rápida de 10 W.

La cámara dual trasera incluye dos cámaras de 12 Mpx, una principal con gran angular y una secundaria para teleobjetivo con un zum óptico x2, que alcanza los 10 aumentos de manera digital. Es una cámara en realidad sencilla pero que saca buenas fotos en condiciones de suficiente luz ambiental, pero también las saca bastante decentes con poca luz. La cámara frontal es de 5 Mpx, con modos de embellecimiento de fotografías para tomar el selfi perfecto.

Huawei Honor 10

huawei_honor_10.jpg

El Honor 10 es uno de los teléfonos con pantalla con muesca que están llegando al mercado masivamente, y mantiene un buen diseño en aluminio con trasera con colores que van cambiando en función del ángulo de la luz. Le da un aspecto diferente a lo que ya hay en el mercado, pero está en la línea de lo que ya se ha visto anteriormente de mano de Huawei.

La pantalla es de 5.84 pulgadas en un cuerpo de 149.6 × 71.2 × 7.7 mm por lo que no es excesivamente grande, y tiene una resolución de 2280 × 1080 píxeles. El procesador es el potente Kirin 970, que incluye una unidad de inteligencia artificial para mejorar diversos aspectos del teléfono, como por ejemplo el posprocesamiento de las fotografías, la grabación de vídeo, y otros. En ese terreno, la cámara principal es de 16 Mpx y su subcámara es de 24 Mpx con apertura ƒ/1.8, mientras que la frontal es de 24 Mpx y ƒ/2.0. Saca fotos bastante buenas en cuanto a color y definición de bordes.

El resto de características acompañan bien, con conector USB tipo C para cargar su batería de 3400 mAh que tiene una autonomía de más de un día de uso moderado, NFC, doble tarjeta SIM, lector de tarjetas micro-SD y llega con Android 8.1 preinstalado.

Xiaomi Redmi 5 y Redmi 5 Plus

gallery_redmi5_list1.jpg

Xiaomi ha llevado a la gama media más asequible la pantalla panorámica 18:9 con los Redmi 5 y 5 Plus. El primero incluye una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución de 1440 × 720 píxeles, que se ve bastante nítida, aunque la del segundo es de 5.99 pulgadas con resolución de 2160 × 1080 píxeles, que se ve totalmente nítida.

También se diferencian en procesador, un Snapdragon 450 frente a un Snapdragon 625, pero su rendimiento es parecido. Disponen de versiones de 2/3 GB de RAM y 16/32 GB de almacenamiento en el caso del Redmi 5, y 3/4 GB de RAM y 32/64 GB de almacenamiento en el del Redmi 5 Plus. Ambos con lector de tarjetas micro-SD que comparte espacio con la segunda tarjeta SIM.

La batería es de 3300 o 4000 mAh, por lo que tienen autonomía para durar un par de días sin problemas con un uso medio. La cámara de fotos es de 12 Mpx con una óptica mejorada respecto a teléfonos como el Redmi 4A, ganando en calidad de imagen y un posprocesado mejor cortesía de una aplicación de Cámara mejorada.

Motorola Moto G6

moto_g6.jpg

La renovación de Motorola de sus teléfonos de gama media ha traído la línea Moto G6, la cual tiene pantallas 18:9, con resolución de 2160 × 1080 píxeles, protegida por Gorilla Glass 3. Cuenta con un buen diseño, en la línea de los de Motorola, con buena sensación en la mano. Su pantalla tiene un brillo máximo de 600 nits, con contraste 1200:1 y la temperatura del color tiende a un habitual color azulado.

El procesador es un Snapdragon 450 de ocho núcleos que le confiere suficiente fluidez, y está acompañado por al menos 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. La doble cámara trasera de sensores de 12 Mpx y 5 Mpx hacen una buena labor en el terreno fotográfico pudiendo grabar vídeo a 1080p y 60 FPS, y le acompaña una frontal de 8 Mpx para autofotos. Los colores se ven vivos y con buen nivel de detalle, con un modo HDR automático que hace una gran labor.

La batería de 3000 mA aporta una autonomía buena de en torno a 8 horas de uso de pantalla, por lo que es suficiente para llegar al final del día con un uso moderado del teléfono. Con una buena calidad de voz, buenos altavoces y chip de audio, siendo a prueba de agua, y una versión de Android casi pura, es un teléfono muy interesante.

Xiaomi Redmi Note 5

redmi_note_5.jpg

Xiaomi está acaparando la gama media con un buen catálogo de teléfonos, y uno de las phablets más interesantes es la Redmi Note 5. Incluye una pantalla de 5.99 pulgadas con resolución 18:9 de 2160 × 1080 píxeles de tipo IPS y 450 nits de brillo máximo, que anda en el límite de ser usable si le da la luz directa del sol. Dispone de 4 GB de RAM y un Snapdragon 636 aún más potente.

Cuenta con doble ranura SIM, carga rápida, lector de tarjetas micro-SD y una amplia batería de 4000 mAh. La cámara también es bastante interesante con un sensor trasero de 12 Mpx y uno secundario de 5 Mpx, más uno frontal de 20 Mpx para autofotos. Su calidad es buena, y por encima de lo que se suele encontrar en su rango de precios.

Motorola Moto G4 Plus

moto_g4.jpg

El Moto G4 es una phablet económica que incluye un procesador de ocho núcleos como es el Snapdragon 617, con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento. La versión de Android incluida apenas cuenta con modificaciones sobre la versión Android básica, por lo que no habrá impacto al rendimiento del dispositivo ni aplicaciones basura preinstaladas, más allá de algunas de Motorola para control de gestos y de garantía del teléfono.

La pantalla de 5.5 pulgadas FHD cuenta con un brillo máximo de 650 nits para verse bien a plena luz del día, con un contraste de 1300:1 y una temperatura de color que roza lo ideal con 6900 ºK. La cámara de 13 Mpx no es la mejor del mercado, pero sí que tiene una calidad más que buena para el rango de precios que se mueve el teléfono, con una aplicación de cámara sencilla de manejar. El modelo G4 Plus mejora en la cámara con una de 16 Mpx, y su calidad mejora notablemente respecto a la del G4.

La calidad del sonido del teléfono es buena, tanto en llamadas como el altavoz, que no distorsiona, y el DAC para el conector de audio de 3.5 mm también es bueno. La batería de 3000 mAh permitirá usarlo durante un día de uso intenso o un par de días de uso moderado, aunque la del G4 Plus dará algo menos autonomía. En general es un teléfono bastante completo en cuanto a rendimiento, prestaciones y precio.

Honor 7C

Honor 7A

LG Q6

El Q6 de LG incluye un Snapdragon 435 de ocho núcleos Cortex-A53 a 1.4 GHz con GPU Adreno 505, con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Pero lo que más llama la atención de él es la inclusión de una pantalla FullVision similar a la del G6, de 5.5 pulgadas con resolución de 2160 × 1080 píxeles —relación de aspecto 18:9 a la que llama FHD+—, aunque esta no reproduce HDR. Aprovecha al máximo el frontal para reducir los marcos al mínimo, dándole un aspecto distintivo.

El Q6 está fabricado con carcasa de aluminio de la serie 7000, y tiene un tamaño de 142.5 × 69.3 × 8.1 mm, con un peso de 149 g. La batería es de 3000 mAh, incluye NFC, wifi 802.11 b/g/n y Bluetooth 4.2. La cámara frontal es de 5 Mpx de gran angular de 100º, y la trasera de 13 Mpx, y de ambas asegurada que mantiene una buena óptica.

Huawei Mate 10 Lite

Huawei sigue con el Mate 10 Lite la tendencia de las pantallas 18:9 que permiten aprovechar más el frontal del teléfono. Al menos si, como es el caso, optan por reducir los marcos, dando lugar a un teléfono de 5.9 pulgadas de pantalla y resolución 1080 × 2160 píxeles de buena calidad.

El procesador Kirin 659 de ocho núcleos y 4 GB de RAM le dan un buen rendimiento, y junto a los 64 GB de almacenamiento y lector de tarjetas micro-SD no escaseará en espacio donde guardar grandes archivos, para los que quieran usar su gran pantalla para ver series y películas en cualquier lugar.

La cámara trasera de 16 Mpx combina una secundaria de 2 Mpx para efectos de desenfoque, y no solo de tipo bokeh. También dispone de una cámara dual frontal de 13 Mpx más 2 Mpx. Usa un conector USB tipo C para recargar su batería de 3400 mAh, dándole una buena autonomía.

Xiaomi Redmi Note 5A

redmi_note_5a.jpeg

La Redmi Note 5A es una de las phablets más baratas del mercado, manteniendo un buen diseño en aluminio y unas características más que interesantes. Cuenta con una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución de 1280 x 720 píxeles, que arroja una densidad de 268 PPP, que si bien no se ve totalmente nítida, no defraudará.

El procesador incluido es un Snapdragon 425 de cuatro núcleos a 1.4 GHz, con los habituales 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento de los móviles de estos precios. La batería de 3080 mAh proporciona una autonomía suficiente para 10 a 12 horas de uso de pantalla gracias a su menor resolución HD, y no hay problema en aguantar el teléfono un par de días en pie con un uso más ligero del mismo.

La cámara de 13 Mpx no es excepcional, pero sí que aporta fotografías de buena calidad. Captura bien el color aunque los detalles de los bordes de los objetos se puedan perder un poco, pero está entre las mejores cámaras que se pueden conseguir en un teléfono que está por debajo de los 100 euros.

Samsung Galaxy J7 2017

galaxy_j7_2017.jpeg

Los teléfonos de gama media de Samsung poco tienen que ver con los que sacaba antes de 2016. El Galaxy J7 2017 es una phablet bastante interesante en todos los aspectos, incluido un diseño y acabado de teléfono de gama alta. Cuenta con una pantalla de 5.5 pulgadas de tipo SuperAMOLED con resolución de 1920 × 1080 píxeles, movida por un procesador Exynos 7870 de ocho núcleos a 1.7 GHz, con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. También dispone de lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB.

El procesador permitirá un funcionamiento fluido en las tareas cotidianas, como enviar wasaps, sacar fotos, navegar o consultar el correo. No es tan ideal en el apartado de mover fluidamente juegos, como ocurre con todos los smartphones de gama media. La cámara principal de 13 Mpx saca buenas fotos, mejor que muchos de los teléfonos con los que compite, aunque tampoco son fotos excepcionales. La cámara frontal para autofotos o videoconferencia es también de 13 Mpx, y cumple a la perfección su función.

El otro aspecto en el que destaca este teléfono es en su autonomía, ya que cuenta con una batería de 3600 mAh, que permitirá dos días de uso moderado a alto sin tener que recargar. Eso asegura un día de uso intenso para cuando se tenga la necesidad, y tener algo de batería al volver a casa.

Huawei Honor 9 Lite

0_honor_9_lite.jpg

La submarca Honor de Huawei cuenta con muchos teléfonos interesantes, y uno de ellos es el 9 Lite. Cuenta con una pantalla con relación de aspecto 18:9 (o 2:1), de 5.65 pulgadas y resolución 2160 × 1080 píxeles, con una buena calidad de imagen y que se puede configurar como unde 1440 × 720 píxeles «para ahorrar batería» dentro de la configuración de la interfaz. En ambos ajustes se ven igual de nítidos, con buena reproducción de colores.

El procesador es un Kirin 659 de ocho núcleos Cortex-A53, con un clúster funcionando a 2.36 GHz y otro a 1.7 GHz. Cuenta con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, y un lector de tarjetas micro-SD que comparte espacio con una segunda tarjeta SIM. Son aspectos que, para un teléfono de su precio, están bien cubiertos, y además cuenta con un buen diseño en aluminio y cristal. Si bien aprovecha bastante el frontal al pasar el lector de huellas a la parte trasera, es un teléfono algo grande con 151 mm de alto, o una phablet pequeña. No es excesivo su tamaño, y en el punto límite para muchos usuarios.

La batería de 3000 mAh da autonomía para un día de uso normal, y quizás sea su punto gris, ya que si usas mucho el teléfono no te va a durar más de seis o siete horas. La cámara dual trasera cuenta con un sensor de 13 megapíxeles principal y otro de 2 Mpx secundario para efectos de profundidad, y la cámara frontal también es dual. Ambas tienen una buena calidad para el precio del teléfono, y la cámara trasera tiene suficiente calidad como para poder sacar buenas fotos en condiciones de buena iluminación.

Llega con Android 8.0 preinstalado y la capa de personalización MIUI, que es una copia de iOS en diversos aspectos, como por ejemplo la eliminación del cajón de aplicaciones por incluirlas todas en una de las pantallas de adicionales, e incluye diversas aplicaciones preinstaladas por Huawei no eliminables, como el teclado SwiftKey, o aplicaciones como Salud de Huawei, y juegos y aplicaciones de terceros como Asphalt Nitro —que sí son desinstalables—.

Xiaomi Mi Note 3

xiaomi-redmi-note-3-dorado-plata-gris.jpg
Xiaomi Redmi Note 3

El Mi Note 3 es una phablet con pantalla de 5.5 pulgadas y resolución 1080p de buena calidad, con 550 nits de brillo y contraste estático 1500:1, y que cubre el 92 % de la gama NTSC. Es un poco más pequeña que la que se incluía en el Mi Note 2, pero de mayor calidad.

El procesador es un Snapdragon 660 de ocho núcleos Kryo 260, en dos clústeres a 2.2 GHz y 1.8 GHz con GPU Adreno 512. Es muy potente y de lo mejor por debajo del Snapdragon 835. Combinado con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento con lector de tarjetas micro-SD, este smartphone va fluido.

Dispone de cámara dual trasera de 12 Mpx, con la secundaria haciendo la función de zum óptico de dos aumentos; dispone de apertura f/1.8, con estabilización óptica de imagen, y graba vídeo a 4K y 30 FPS. La delantera también es de mucha calidad, con 16 Mpx y preparada para tomar selfis en situaciones de poca luz ambiente. Según DxOMark, su cámara es excelente, dándole una nota de 90 sobre 100, y codénadose con las mejores del mercado.

El teléfono usa un conector USB tipo C para recargar su batería de 3500 mAh, y tiene wifi 802.11 ac, Bluetooth 5.0, NFC y es de SIM dual.

Lenovo P2

lenovo_p2.jpg

La phablet P2 es un modelo que proporciona suficiente rendimiento, con gran cantidad de almacenamiento y memoria. El procesador es un Snapdragon 625 octanúcleo, acompañado de 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con expansión por micro-SD de hasta 128 GB.

La pantalla de tipo AMOLED tiene un tamaño de 5.5 pulgadas y resolución de 1920 x 1080 píxeles, proporcionando buena calidad en la reproducción de colores. Tiene un brillo máximo de unos 450 nits, con un color situado en los 6800 ºK.

La cámara principal es de 13 Mpx, capaz de grabar vídeo a 4K y 30 FPS. Da buenos resultados en la captura del color y luminosidad, con bordes nítidos, y dispone de una aplicación de cámara con diversos parámetros que se pueden ajustar para mejorar la calidad. El mejor apartado de este teléfono es su batería de 5300 mAh, que le dará una autonomía en torno a las 12 horas.

Huawei Y7

huawei_y7.jpg

El Y7 es una phablet de gama media que incluye un procesador Snapdragon 435 de ocho núcleos, acompañado de 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. Este procesador es un habitual en torno a los 150 euros porque aporta buena fluidez y mueve sin problema los juegos gracias a su pantalla de 5.5 pulgadas con resolución HD.

El brillo máximo de pantalla se sitúa en unos 450 nits, y la calidad de color es en general buena. Gracias a la combinación de procesador, pantalla y los 4000 mAh de batería, algunos le podrán sacar tres días de uso moderado, y prácticamente dos días de uso medio-alto con la pantalla activa. Es una buena opción para aquellos que primen la batería sobre otros aspectos.

La cámara de 12 Mpx es funcional y permite sacar fotografías perfectamente aprovechables para un álbum de fotos, con imágenes con bordes detallados y buena calidad de imagen.

Xiaomi Mi Max 2

mi_max_2.jpg

El Mi Max 2 incluye una pantalla de 6.44 pulgadas y una batería de 5300 mAh, con la que Xiaomi promete dos días de autonomía, o 18 horas viendo vídeos. Para que recargarla no sea una labor eterna, dispone de carga rápida de 18 W, a través de un conector USB tipo C, con lo que se puede recargar el 68 % de su capacidad en una hora.

El procesador elegido es un Snapdragon 625 de ocho núcleos Cortex-A53 a 2 GHz con GPU Adreno 506 a 650 MHz. Dispone de 4 GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento, con expansión por tarjeta micro-SD, por lo que está orientada a un público que haga un fuerte uso multimedia del teléfono, o los que no quieran llevar un teléfono y una tableta encima.

La pantalla tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles, es de tipo IPS, con un brillo de 450 nits y cubre el 72 % de la gama de color NTSC. El smartphonetiene un tamaño de 174.1 x 88.7 x 7.6 mm y pesa 211 g. La cámara principal es de 12 Mpx con apertura f/2.2, y la secundaria de 5 Mpx con apertura f/2.0. Xiaomi ha hecho grandes progresos en el software de sus cámaras en el último par de años, por lo que, salvo sorpresas, deberían ser unas cámaras más que decentes. Incluye un lector de huellas dactilares en la parte posterior.

Nokia 6

nokia_6.jpg

El Nokia 6 es un teléfono que tiene bastante más en común con los actuales teléfonos chinos que con el lenguaje visual de los teléfonos de la antigua Nokia. El procesador elegido para este móvil es un Snapdragon 430 de ocho núcleos Cortex-A53 a 1.4 GHz, con una GPU Adreon 505. Incluye 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, y la carcasa del teléfono es de aluminio de alta calidad.

Tiene un módem X6 de Qualcomm, con velocidades LTE de 150 Mbps de bajada y 75 Mbps de subida. La pantalla es de 5.5 pulgadas Full HD, con protección Gorilla Glass y bordes del frontal de cristal redondeados. La cámara trasera es de 16 Mpx con apertura f/2.0 y la frontal de 8 Mpx, y la grabación de vídeo se limita a 1080p y 30 FPS.

Huawei Honor 7X

El Honor 7X incluye una amplia pantalla en un móvil de 5.96 pulgadas, lo que la convierte en una phablet atípica debido a su resolución de 2160 × 1080 píxeles, suficientemente amplia para ver más contenido en aplicaciones normales, que muchos usuarios agradecerán.

Tiene un procesador Kirin 659, de cuatro núcleos Cortex-A53 a 2.36 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.7 GHz, acompañados de una GPU Mali-T830 MP2 a 600 MHz. Dispone de 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB.

La cámara trasera es de 16 Mpx con una secundaria de 2 Mpx, capaz de grabar vídeo a 1080p, mientras que la frontal es de 8 Mpx. En la parte trasera también dispone de un lector de huellas dactilares.

Xiaomi Redmi Note 4

El Redmi Note 4 cuenta con un diseño en aluminio (y que no cambia mucho respecto al Redmi Note 3) con la pantalla delantera con los bordes ligeramente redondeados, para hacerlo agradable al tacto mientras se usa además de a la vista. La pantalla es de 5.5 pulgadas FHD de tipo IPS. El procesador incluido es un Snapdragon 625 de ocho núcleos que se asegurará de darle buena fluidez.

El modelo base incluye 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, mientras que el avanzado sube a los 3 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Dispone de doble ranura SIM además de expansión por micro-SD de hasta 128 GB. La cámara trasera es de 13 megapíxeles con apertura f/2.0, y graba vídeo a 1080p y 30 FPS, pero también a cámara lenta de 120 FPS. La cámara frontal es de 5 MP con apertura f/2.0.

Por lo demás es un terminal bastante normal, con batería de 4100 mAh con carga rápida, y un ya habitual lector de huellas dactilares ubicado en la parte trasera. Está disponible en una versión de 64 GB, disponibles en negro, oro y blanco, y con Android 6.0 y MIUI 8 preinstalado.

Podéis leer nuestro análisis del Redmi Note 4.

BQ Aquaris V Plus

El Aquaris V Plus de la española BQ es un una interesante phablet de gama media con un buen hardware, con un cuidado aspecto exterior en aluminio, y una pantalla de 5.5 pulgadas de 570 nits y resolución FHD. El procesador Snapdragon 435 de ocho núcleos y los 3 GB de RAM juegan a favor del terminal, actualizable próximamente a Android 8.0 Oreo.

La cámara trasera es de 12 Mpx con sensor IMX386 de Sony, que graba vídeo a 1080p y 30 FPS, y a cámara lenta a 480p y 120 FPS. Saca fotos de buena calidad, pero es un aspecto en el que BQ necesita seguir puliendo en sus teléfonos. La cámara frontal es de 8 Mpx con sensor S5K4H8 de Samsung, capaz de grabar a 1080p y 30 FPS. Disponen de batería de 3100 y 3400 mAh, compatible con carga rápida 3.0 de Qualcomm, y le da la habitual autonomía de 9 o 10 horas de uso de pantalla.

ASUS Zenfone 4 Max

Otro ejemplo de phablet típica de pantalla de 5.5 pulgadas es la ZenFone 4 Max 5.5. Con una resolución de 1280 x 720 píxeles, protegida por una capa Gorilla Glass, de tipo IPS. Incluye un procesador Snapdragon 430 de ocho núcleos a 1.4 GHz, y cuenta con Android 7 Nouga preinstalado, por lo que sus 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento con lector de tarjetas micro-SD son suficientes para darle fluidez al dispositivo.

La cámara trasera dual es de 13 Mpx en ambos sensores con función de gran angular (120º) aportada por la secundaria. Las fotos cuenta con buen nivel de detalle y calidad de color, además de añadir ciertos efectos a través del software de la cámara, pero dista de ser de las mejores de la gama media. Aun así, será útil por ejemplo en interiores donde no hay mucho espacio de maniobra para enfocar a grandes grupos.

La batería de 5000 mAh (19.2 Wh) es su gran reclamo, ya que permitirá tres o cuatro días de autonomía para aquellos que le den un uso ligero a moderado, o un par de días de uso intenso (más de 14 horas de pantalla). Dispone de carga rápida QC4.0. También dispone de un lector de huellas trasero.

ASUS Zenfone 4 Selfie y Zenfone 4 Selfie Pro

La razón de ser de los ZenFone 4 Selfiey ZenFone 4 Selfie Pro es su cámara frontal dual para amantes de los selfis. El primero incluye una de 20 más 8 megapíxeles contando con una de gran angular de 120º y apertura f/2.0 más distancia focal de 31 mm, y el segundo tiene una de y de 12 más 12 Mpx con apertura f/1.8 y distancia focal de 25 mm con grabación de vídeo a 4K y 30 FPS.

Las fotos son de gran calidad —para lo que suelen ser las cámaras frontales—, y aquellos que saquen muchos autorretratos las encontrarán magníficas. La cámara trasera tampoco se queda atrás ya que es de 16 megapíxeles en ambos casos, aunque en el Pro puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS. Para ambas cámaras se incluye una aplicación de Cámara que dispone de gran cantidad de opciones de embellecimiento de selfis y de ajustes de color y otros parámetros también para la cámara trasera.

La carcasa de este teléfono es de aluminio, y se ubica el lector de huellas dactilares en el botón de inicio físico. La pantalla en ambos modelos es de 5.5 pulgadas con resolución 1920 × 1080 píxeles de tipo IPS, aunque la versión Pro cuenta con 500 nits de brillo en vez de 400 nits y algo mejor de calidad de color cubriendo el 100 % de la gama NTSC.

El ZenFone 4 Selfie usa un procesador Snapdragon 430 de ocho núcleos a 1.4 GHz con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con opción de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. El ZenFone 4 Selfie Pro sube a un Snapdragon 625, con mismas opciones de RAM y almacenamiento. Cuentan con lector de tarjetas micro-SD de hasta 2 T. Utilizan un conector USB tipo C para recargar los 3000 mAh de batería.

Xiaomi Mi 5X

El Mi 5X es otro teléfono de Xiaomi que aporta el habitual diseño iphonero con una buena combinación de características y precio. Aunque pueda resultar un poco grande (155.4 × 75.8 × 7.3 mm) para su pantalla de 5.5 pulgadas —legado de su diseño iphonero—, es de buena calidad y tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles con un brillo máximo de 450 nits.

El procesador es un octanúcleo Snapdragon 625, acompañado de 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. La cámara dual trasera es de 12 Mpx, con la secundaria haciendo funciones de teleobjetivo con zum óptico x2, pero además puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS. La batería de 3080 mAh dispone de carga rápida de 10 W.

Doogee Y6C

A una sencilla phablet como la Y6C de Doogee no se le pueden pedir milagros, pero aun así aporta una buena combinación de diseño y de características. Dispone de un procesador normal MT6737, habitual en la gama baja de teléfonos, de cuatro núcleos a 1.3 GHz, con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento. La pantalla de 5.5 pulgadas combinada con los 3200 mAh de batería le dan una buena autonomía. El apartado fotográfico está cubierto, que no es poco, aunque ambas cámaras, frontal y trasera, son de 8 Mpx.

Cambios recientes

Productos añadidos

  • Xiaomi Redmi 5 Plus (64 GB) [18 abr 2018]
  • Huawei Honor 10 [17 may 2018]
  • Motorola Moto G6 [17 may 2018]
  • Motorola Moto G6 (4+64 GB) [17 may 2018]
  • Huawei Honor 7C [17 may 2018]
  • Huawei Honor 7A [17 may 2018]

Productos eliminados

  • Xiaomi Redmi Note 5 [18 abr 2018]
  • Lenovo Moto G4 [17 may 2018]
  • Huawei Honor 6X [17 may 2018]
  • Motorola Moto G5S Plus [17 may 2018]
  • Meizu Pro 7 Plus [17 may 2018]
  • ZTE Axon 7 [17 may 2018]

Otros artículos de teléfonos

Otros artículos de interés